Industrias

Israel apuesta por una estructura empresarial dinámica, innovación, investigación y desarrollo con el fin de aumentar la competitividad de sus productos en los sectores con mayor contenido tecnológico como nanotecnologia, telecomunicaciones  e informática, new media, productos farmacéuticos y biotecnología, defensa medio ambiente e agrotecnología.

Este plan estratégico  ha convertido a Israel en el tercer centro tecnológico más importante después de Silicon Valley y Boston Valley en EE.UU, con el mayor número de patentes per cápita y la concentración más alta de empresas de alta tecnología fuera de  EEUU. Esta verdadera revolución productiva basada en el conocimiento ha permitido que Israel sea uno de los pocos países que no ha entrado en recesión, ya que su PIB se situó en el 0,7% al cierre de 2009 (después de años creciendo a 5%), mientras que el crecimiento promedio de la zona del euro llegó al -4,1%.

Linkedin Twitter Stumbleupon Digg

Comments are closed.